El legado de Villalar

Tras la derrota coyuntural del movimiento comunero, Carlos V decide volver a Castilla, instalando la corte en Palencia, desde donde promulga un Perdón General, del que se excluyen a 293 personas. Cientos de comuneros fueron ejecutados y muchos otros tuvieron que irse al exilio a Portugal o América. El absolutismo real se reforzó y Castilla se convirtió en parte fundamental del engranaje imperial de la monarquía hispánica, dejando definitivamente de lado la posibilidad de construir un proyecto de país moderno. En el plano económico, la castración de la burguesía productiva castellana dio alas a los comerciantes y productores europeos, que tomaron ventaja justo en el momento de inicio de la acumulación capitalista de época preindustrial, poniendo las bases para el atraso económico, social y político de Castilla.

Sin embargo, la estela de aquella Revolución inacabada, siguió presente en los siglos posteriores, siendo un referente en el que buscaron inspiración las reivindicaciones y luchas por la justicia social aquí y en otros lugares: la oposición a las políticas de Felipe II y de otros reyes de la casa de Austria, los movimientos libertadores de América Latina en los siglos XVIII y XIX, el rechazo liberal al despotismo de Fernando VII, la construcción de un modelo político democrático y federal durante las dos Repúblicas o la lucha por las libertades frente al golpe militar de 1936, se apoyaron significativamente en el recuerdo a la causa comunera. Por eso, a partir de 1976 y tras una larga dictadura, los castellanos y castellanas volvieron de forma natural a Villalar, símbolo de dignidad, de igualdad, de libertad y de soberanía mantenido en la memoria colectiva. Su recuerdo se ha sostenido en el tiempo gracias a la profunda carga sentimental y racional tejida, enriquecida y cuidada por muchas generaciones. Desde entonces, la conmemoración en el municipio de Villalar de tales hechos históricos y la transmisión de su legado se ha conseguido con el esfuerzo y participación de individualidades, colectivos y organizaciones diversas, unidas por una interpretación del pasado común en lo esencial y por una aspiración de progreso para nuestro pueblo.